Día tras día al encender la televisión, leer el periódico o navegar por internet nos encontramos con una inmensa cantidad de noticias recientes respecto a las problemáticas mundiales que nos rodean. Uno llega a cansarse de leer una y otra vez los mismos titulares respecto a las catástrofes mundiales, las injusticias sociales, las tensiones que existen entre diversos países y también las amenazas de unos a otros que nos llevan incluso a sentir miedo por la estabilidad de la seguridad mundial.


Uno como joven se pregunta, ¿qué puedo hacer? ¿cómo puedo comprender de manera crítica la real dimensión de todo lo que está sucediendo? ¿acaso ya no tiene importancia el respeto y la resolución de controversias a través del diálogo y la paz?

El pasado 19 y 20 de agosto del 2017 más de 200 participantes de diferentes instituciones educativas de Uruguay se encontraron en la Intendencia Municipal de Montevideo teniendo como objetivo responder estas preguntas.

En este 1° Modelo de Naciones Unidas de OAJNU Uruguay contamos con la presencia de estudiantes del Centro Juvenil Lamistá, Colegio y Liceo Clara Jackson de Heber, Colegio y Liceo Latinoamericano, Instituto Preuniversitario Salesiano Juan XXIII, Colegio Santa Rita Agustinos, Colegio La Mennais, Colegio y Liceo Mariano, Liceo n° 1 de San Carlos Monseñor Mariano Soler, Preuniversitario Ciudad de San Felipe, Instituto Geselliano, Instituto María Auxiliadora, Liceo n° 1 de Young Mario W. Long, Liceo Logosófico Carlos Bernardo González Pecotche, Colegio y Liceo Español Cervantes y del Liceo Departamental de Colonia Prof. Juan L. Perrou.

Según Diego Sasiaín (coordinador del 1° Modelo de Naciones Unidas de OAJNU Uruguay) este proyecto es “altamente recomendable para jóvenes de 15 a 18 años que estén convencidos que el cambio es posible y que a través del diálogo y el consenso el mundo puede ser mejor” agregando que el mismo “promueve el intercambio, la negociación y la posibilidad de concretar acuerdos en las divergencias logrando que los jóvenes miren el mundo desde otra óptica”.
Federico Olascuaga (docente de Historia en el Liceo n° 1 de San Carlos) sostiene que instancias como estas “desmienten el discurso pesimista y retrógrado del mundo adulto que, en forma empecinada, sostiene que los jóvenes no se comprometen y que nada les interesa”.


Con las divisiones correspondientes de los órganos de las Naciones Unidas, los participantes debatieron respecto a problemáticas mundiales latentes hoy en día durante varias horas teniendo como objetivo, además de representar al país que les correspondía, aprender y concientizarse sobre estas temáticas. Elisa Sica (alumna del Colegio Español Cervantes) asegura que “al participar en un Modelo de Naciones Unidas se te da la oportunidad de pararte frente a un montón de posturas diferentes y ver realmente los intereses y los argumentos de los distintos países” lo cual permite entender en carne propia lo que está sucediendo.

 

Durante estos días se logró convocar a jóvenes de diferentes contextos sociales y educativos; tanto del interior del país como de la capital y tanto de enseñanza pública como privada. Por su parte, Alexis Rey (alumno del Liceo Departamental de Colonia), considera que “es una actividad fundamental para proporcionarle a los jóvenes las herramientas para conocer el mundo en el que viven, para involucrarse y ser parte, además de ir generando poco a poco ese compromiso social tan perdido y tan necesario en la actualidad”.

 

Si bien el proceso de organización de este proyecto fue largo y cansador, también fue sumamente gratificante. “A lo largo de los dos días que se llevó a cabo sentí alegría, emoción y muchísimo orgullo por pertenecer a un grupo de voluntarios comprometidos con la educación y la sociedad”, nos cuenta Diego Sasiaín, “personalmente, el proyecto significa mucho para mí y no me imaginaba que, después de 4 años de mi primera participación en un Modelo de Naciones Unidas de OAJNU, se pudiera realizar este proyecto en la sede de Uruguay y sentir lo mismo que sentí el año en que participé; no cabe duda que fue un sueño cumplido”.
Dentro del grupo de voluntarios encontramos varios que ya hace tiempo forman parte de la Organización y otros que por primera vez vivieron el proyecto desde el otro lado, como es el caso de Micaela Sciuto. “Cuando participé el año pasado de mi primer y único Modelo de Naciones Unidas, me quedé con ganas de más y la manera que encontré de aportar al proyecto fue unirme como voluntaria; por supuesto que se vive de una manera muy distinta, el rol es otro, pero la emoción es la misma”.


Para nuestra alegría, el proyecto recibió muy buenas críticas por parte de los protagonistas. “En esta instancia sentí que con mi voz ayudaba, que no era una mera observadora más, y aprendí que trabajando en conjunto se logran grandes cosas” nos cuenta Ana de Abreu (alumna del Colegio y Liceo Mariano) agregando que “el Modelo logró que, como jóvenes, hayamos tomado conciencia de lo que sucede más allá de nuestra vida cotidiana para así poder tomar una postura reflexiva respecto a las diferentes problemáticas. Personalmente, entré de una manera y salí de otra por esas puertas; incorporé algo que no sabía que me faltaba.”

Los docentes que asistieron quedaron impresionados por el nivel demostrado en esos días y afirman que es necesaria la continuidad de proyectos de este estilo ya que, así como nos comenta Mariángeles Antoni (docente de Geografía en el Colegio y Liceo Clara Jackson de Heber y en el Colegio La Mennais), “conjugan la formación de los jóvenes sobre la realidad internacional con la adquisición de valores y habilidades que trascienden la educación formal” así como también “es más que crecimiento académico porque los desafía constantemente; los enfrenta a frustraciones y enojos que irán superando mientras van ganando confianza en sí mismos, confianza que los hará sentir que pueden ser verdaderos "agentes de cambio" y transformar de a poquito la realidad que los rodea”. Federico Olascuaga afirma que este proyecto “merece ser generalizado y aplicado en los más diversos ámbitos educativos. Mediante el mismo los jóvenes adquieren roles y tienen la necesidad de incorporar la investigación a sus vidas, es decir, sustituyen certezas por dudas. Se hace necesario ponerse en el lugar de otros y aceptar que ser tolerante en un mundo multicultural es una actitud fundamental.” Nos reconforta saber que también se trató de una experiencia de aprendizaje para ellos como tutores y que este rol significó principalmente aceptar que los jóvenes también son verdaderos maestros.


Agradecemos profundamente a la Intendencia Municipal de Montevideo por darnos la oportunidad de utilizar sus instalaciones, al Ministerio de Educación y Cultura por declarar nuestro proyecto de interés educativo y al Instituto Nacional de la Juventud por brindarles alojamiento a participantes del interior.

También extendemos el agradecimiento a los padres y docentes que confiaron en nosotros y, por supuesto, a los protagonistas de este 1° Modelo de Naciones Unidas de OAJNU Uruguay; a todos los estudiantes que se prepararon por varios meses y participaron de forma excelente durante esos días. Los felicitamos por la forma en que se desenvolvieron en su rol y les pedimos que nunca pierdan las ganas de luchar por el cambio, por sus sueños y por la paz.

 


¡Los esperamos a todos el año que viene!

 

Les dejamos un video con los mejores momentos del MNU:

 

Un 2 de mayo de 1995 un grupo de 10 jóvenes en Buenos Aires se propuso hacer realidad un sueño y perseguir un ideal bajo una Asociación Civil que dieron a llamar OAJNU. Seguramente esos jóvenes no se imaginaban que con el correr de los años, esa sigla se convertiría no sólo en un espíritu sino también en un estilo de vida que trasciende cualquier límite o frontera. OAJNU no es sólo una ONG con una estructura 100% voluntaria que crece a pasos de gigantes, lo que la distingue es que está impregnada de cientos de historias de voluntarios, de docentes, de familias y de participantes. Esa es su esencia: la construcción colectiva.

Hoy, después de 22 años, ya somos +600 los jóvenes voluntarios que día a día elegimos a OAJNU con la firme convicción de construir una sociedad cada vez más inclusiva, democrática y promotora de derechos. Somos +600 voluntarios en 10 lugares de Argentina y Uruguay impactando con nuestros +50 proyectos sociales en distintas instituciones educativas, comunidades barriales y localidades. Año a año buscamos empoderar a otros jóvenes, mientras nos empoderamos a nosotros mismos. OAJNU es un espacio de construcción colectiva tan generoso que aunque lo intentemos, nunca podemos devolverle todo lo que nos brinda a quienes la vivimos desde el lugar de voluntarios o desde el lugar de destinatarios.

Podemos decir sin dudar que somos una maquinaria que no para de crecer y de andar cada vez con más potencia. Somos el reflejo de lo que queremos ver en nuestra sociedad. OAJNU cumple 22 años de trabajo ininterrumpido y decir que hoy somos +600 es quedarnos cortos, porque todos los voluntarios que estuvieron a lo largo de los 21 años que pasaron nos permiten afirmar que OAJNU está parada sobre hombros de gigantes.

Lo que nos mueve es nuestra convicción. Lo que lo hace posible es nuestra fuerza: cada uno de nosotros.

¡Seamos cada vez más!

Lic. Julieta Zeballos

 

Presidente

-Soy voluntaria/o y la voluntad de hacer es mi bandera.

-Soy voluntaria/o y mi compromiso es participar y dar lo mejor de mí.

-Soy voluntaria/o y mis conocimientos y experiencias están al servicio de la comunidad.

-Soy voluntaria/o y no desperdicio mi tiempo, lo invierto.

-Soy voluntaria/o y quiero impactar.

-Soy voluntaria/o y no soy indiferente

-Soy voluntaria/o y no veo problemas, veo desafíos.

-Soy voluntaria/o y soy un agente de cambio.

-Soy voluntaria/o, me sobran ganas de hacer y pongo mi corazón en cada cosa que hago.

-Soy voluntaria/o, tengo sueños y trabajo para cumplirlos.

-Soy voluntaria/o, disfruto y soy feliz dándome a otros.

-Soy voluntaria/o y estoy inquieto/a por conocer y aprender más para ayudar cada vez más.

-Soy voluntaria/o y no recibo dinero a cambio por mi trabajo, recibo la felicidad de poder -hacer algo por alguien más.

-Soy voluntaria/o y agradezco haberme dado la oportunidad de serlo.

-Soy voluntaria/o y soy parte de un gran movimiento que comparte la alegría de aportar a la construcción de un mundo cada vez mejor, sintiéndonos convencidos de que PODEMOS construirlo, porque somos una FUERZA, que IMPULSA, que SACUDE ESTRUCTURAS, que DINAMIZA y GENERA CAMBIOS POSITIVOS.

-Soy voluntaria/o y quiero celebrar que cada vez somos más los que creemos en qué una realidad mejor es posible.

El sábado 22 de abril celebramos nuestro día, el Día Global del Voluntariado Juvenil o (DGVJ) y organizados a nivel mundial por YSA (Youth Service America) vamos a celebrar movilizando a los millones de jóvenes que mejoran sus comunidades todos los días del año a través del servicio voluntario. Establecido en 1988, es el evento más grande de servicio en el mundo, y el único día del servicio dedicado a los niños y jóvenes.

DGVJ se celebra cada año en más de 100 países, con los jóvenes que trabajan juntos - y con las escuelas, las organizaciones juveniles, organizaciones no lucrativas, organizaciones comunitarias y basadas en la fe, los programas nacionales de servicios, agencias gubernamentales - para hacer frente a las realidades críticas y cambiar sus comunidades.

Día Global del Voluntariado Juvenil es una campaña de YSA (Youth Service America), líder internacional en el movimiento de servicio juvenil. Esta celebración es ejecutada por OAJNU en 9 provincias argentinas y en Uruguay.

DGVJ no es sólo un momento de celebración, es un espacio para reflexionar sobre lo que hacemos, demostrando y reconociendo la importancia de sostener en el tiempo cada acción que genere cambios.

 

Este año en Salta te esperamos este Sábado 22 de Abril en el Parque del Bicentenario a partir de las 16.00 hs para celebrar con nosotros y conocer más acerca del voluntariado juvenil.

Una joven sale de un boliche. Una joven regresa a su casa.

La lógica más simple se ve contrariada con la realidad, ésa –realidad- que nos duele, nos lastima, nos decepciona.

Micaela García tenía 21 años y durante la madrugada del sábado primero de abril fue secuestrada a la salida de un complejo bailable ubicado en Gualeguay (Entre Ríos) la búsqueda inició velozmente, por cielo y tierra se intentó dar con el paradero de Micaela. Una semana después se encontró su cuerpo sin vida.

La cotidianeidad nos separa –muchas veces- de las cosas que realmente importan y por eso dejamos pasar detalles hermosos: la puesta del sol, el sonido de viento rozando contra los árboles de una plaza, la sonrisa de Micaela. Probablemente mañana con algo de atención logremos ver nuevamente el sol y escuchemos el rugir del viento, pero tanto a su familia como a sus amigos ésa sonrisa les fue arrancada para siempre y de una forma violenta.

Nos duele ver que, como sociedad, lloramos –más veces al año de las que nos gustaría siquiera mencionar- injusticias, corrupción, violaciones, homicidios… femicidios. Lo hacemos con tanta naturalidad que parece un acontecimiento rutinario, algunos dirán –para decepción de otros- inevitable.

La violencia, el odio y el machismo existen porque conscientemente –o no- los dejamos permanecer (ser) entre nosotros.

Micaela García murió injustamente por ir a un boliche a divertirse. Por salir sola del mismo no pudo -esa noche- mandar el habitual “llegué” a algún amigo/a, murió por ser mujer en un mundo donde ser hombre muchas veces significa no aceptar un no por respuesta.

Hoy ella no está entre nosotros. Dejando el faltante de una hija, amiga, vecina, estudiante, joven, en fin de una persona. Para convertirse en un número. Números que a los argentinos nos llenan el corazón de tristeza y los ojos de lágrimas, dígitos que significan que hubieron otras “micaelas” que muy probablemente las hay ahora mismo sin que conozcamos–siquiera- sus nombres, y que habrán muchas más si no asumimos un rol de compromiso, de cambio.

Micaela no murió por salir, en lugar de estar estudiando en su casa. No murió porque usaba una pollera de animal print esa noche. Seamos críticos y honestos, murió por nuestra culpa.

Ella murió porque como sociedad no somos capaces de respetar a las mujeres, porque día a día somos testigos o protagonistas de escenas machistas, violentas y misóginas. Porque muchas veces nos falta valor para defendernos/las e incluso otras criticamos a quienes sí lo tienen . Justicia es lo mínimo que debemos darle hoy a todas las “micaelas” que vivieron –y murieron en- ese infierno. Justicia para las familias, para nuestras madres, hermanas e hijas, para todas las mujeres.

 

Seamos protagonistas de nuestra sociedad y juntos -hoy y mañana- trabajemos para que la misma sea más inclusiva, democrática y promotora de derechos en honor a todas las mujeres víctimas –como supo decir Eduardo Galeano- del miedo del hombre a la mujer sin miedo.

Este 8 de marzo, con motivo de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, se realizará una jornada de manifestaciones denominada Paro Internacional de Mujeres (PIM), en el que millones de mujeres saldrán a las calles de todo el mundo para reclamar por sus derechos laborales, humanos y protestar contra la violencia de género y la desigualdad económica y salarial.

¿Sabías que, según la ONU, en el 2016 los casos de femicidio -cuando un varón mata a una mujer por condiciones o vinculaciones a su género- junto a otras formas de violencia contra las mujeres aumentaron considerablemente en Latinoamérica y el Caribe, y aun así la aplicación de la justicia continúa siendo casi inexistente, con 98% de casos de impunidad?

¿Sabías que en lo que va del año 2017 muere en la Argentina una mujer cada 18 horas en manos de un varón, por considerarla una “cosa” inferior, débil y reemplazable?

¿Sabías que las mujeres argentinas ganan un promedio de 27,2% (muchas veces éste es mayor) menos que los hombres en iguales tareas y con los mismos niveles de formación educativa, encontrándose además con trabas para ascender?

¿Sabías, que de acuerdo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en los últimos años, Salta es la tercer provincia con mayor índice de casos de violencia de género y femicidio en el país?

¿Y sabias, conforme al Ministerio de Seguridad de la Nación, que en la actualidad nuestra provincia es la que cuenta con el índice más alto de violaciones y agresiones sexuales a niñas, adolescentes y jóvenes en todo el país?

¿No conocías esto? OAJNU SI y es nuestra obligación compartirlo con vos, para que tomemos conciencia juntos, accionemos, exijamos, nos manifestemos y movilicemos.

Para que los y las jóvenes estemos alertas, conformemos soluciones, y demandemos a nuestras autoridades, de todos los niveles y poderes, mayor presupuesto, seguridad, educación y apoyo para frenar este curso y flagelo.

Según “ONU MUJERES para las Américas y el Caribe” reconocen que el 50% de los crímenes de mujeres en el mundo son por femicidio. De los 900 millones de personas en el mundo que son analfabetas, más del 60% son mujeres, sus padres prefieren que estas se casen antes de que continúen con sus estudios. En el mundo, una de cada tres mujeres sufrió violencia física y/o sexual. En la mayoría de los casos fueron agredidas por sus parejas o sus ex, es decir por aquellos hombres a quien éstas más le habían otorgado confianza y amor. En más de la mitad de los países, las mujeres ganan entre el 10% y el 30% menos que los hombres. La participación política de las mujeres en el mundo es solo del 22%. Entre otros datos, siempre contrarios al desarrollo sostenible y humano de las mujeres, y así de la sociedad toda.

En nuestro país, a pesar de estar prescripto lo contrario en nuestra Constitución Nacional y Tratados Internacionales de DDHH ratificados, las mujeres cobran un salario marcadamente inferior en relación al que cobra un varón en igual función e igual tarea, sumado a que en la gran mayoría de los casos además se le impone que cumpla con el trabajo en el hogar y la crianza de sus hijos y a veces hermanos, o nietos, sin recibir por ello un acompañamiento y división de estas tareas, ni remuneración y reconocimiento alguno.

En la Argentina, casi la mitad de las sobrevivientes de violencia física son mujeres adolescentes y jóvenes menores de 40 años. Conscientes de que la violencia de género y patriarcal no es solo física sino que existen de otras clases, formas y en espacios escolares o educativos, académicos, científicos, laborales, ámbitos públicos y privados/empresariales, entre otros, es que NO PODEMOS CALLAR ni ser indiferentes.

De los tipos de violencia de género expuestos, en Salta solo son juzgadas el 25%, el resto o son absueltos o no son investigados a tiempo, dejándolos prescribir, la victima nunca llega a recibir justicia, viviendo con terror a que se repita.

Como Organización de la Sociedad Civil comprometida, inclusiva, democrática y promotora de derechos que somos, reconocemos a la mujer adolescente y joven como una par, ella es la FUERZA de crecer y generar, ella es la actora y compañera principal en la construcción necesaria y diaria de una sociedad cada vez más justa, diversa, libre y causante de derechos y conquistas sociales.

¡SOMOS MÁS VOCES Y MÁS FUERZA!, OAJNU se funda en la diversidad, el consenso, el desarrollo y en la participación ciudadana, es por esto que queremos:

-Mayor presencia y acción del Estado -Nacional, Provincial y Municipal-, de sus distintas funciones y representantes, para que articulen y logren resoluciones y soluciones expeditas, eficientes, eficaces y perdurables en contra de los casos diversos de violencia patriarcal que a diario afectan y matan a nuestras mujeres, niñas, adolescentes y jóvenes.

-Marchar y manifestarnos pacífica y respetuosamente, por los derechos humanos violentados de nuestras mujeres este #8M. Invitando a ser parte y a sumarse a las demás Organizaciones de la Sociedad Civil, a nuestros aliados, y en especial a los y las jóvenes quienes somos la fuerza, el compromiso, y la oportunidad de impulsar cambios reales y perdurables, SOMOS EL PRESENTE.

 

SI TE PEGA, SI TE CONTROLA, SI TE HUMILLA: NO TE QUIERE – SI SOS VICTIMA DE VIOLENCIA DE GENERO, O CONOCES A ALGUIEN QUE LO SEA, LLAMÁ AL 144, TEL. GRATUITO LAS 24 HRS. LOS 365 DÍAS DEL AÑO ¡NO ESTAS SOLA!

Por José Russo, coordinador de ProTeCa.
Un día... volvimos a Rosario de Saladillo.
Ayer, algunos voluntarios se reencontraron con una causa que comenzó a gestarse en 2008. Otros, yendo por primera vez, conocimos una comundiad de la que mucho habíamos escuchado hablar. Fueron en mi caso dos años de escuchar historias, anécdotas y sobre todo de "aventuras" de este pueblo que siempre parecía tener una magia especial, muy propia.
La expectativa y las ansias en mi fueron creciendo. El tiempo pasó pero hoy, finalmente, lo hicimos y tuvimos la dicha de ser invitados a compartir con la gente de la comundiad, de compartir un almuerzo, unos mates y colaborar realizando un taller en la escuela en el marco de las Jornadas Nacionales de "Educar en Igualdad, prevención y erradicación de la violencia de genero".
En este momento, luego de un gran dia, en mi cabeza cierran muchas cosas, y otras tantas comienzo a re-pensar. Vuelvo a casa conociendo una comunidad que sabiendose aislada a casi a 200 km entre caminos del interior cordobés, no se resigna a esta situación factica y quiere ser mas, quiere ver más allá de sus horizontes.
Vuelvo conociendo a maestros que se animan a llevar nuevos proyectos, a incentivar a los chicos a que hagan cosas nuevas, que no tienen miedo a hablar de cuestiones tabú y buscan romper con los estereotipos y mandatos que se dan en la sociedad. Algunos de ellos que viajan 85 km para dar clases, y a veces las tormentas hacen que no puedan volver a su hogar.
Es muy movilizante saber que parte de este impacto real que ayer vimos en Saladillo es consecuente de un proceso en el que ProTeCa puso una granito de arena que fue creciendo y trasmitiendose a lo largo de los años.
La chispa la encendieron, a veces tal vez sin darse cuenta, y hoy podemos saber que eso que se despertó no quedo ahí y verdaderamente la comunidad lo volvió propio.
Día a día, en el trabajo diario de un proyecto comunitario corremos el riesgo de caer en la desmotivacion de no ver resultados a corto plazo, al ponernos objetivos específicos y querer cumplirlos estrictamente, olvidándonos tal vez del proceso, del momento vivido, de esas pequeñas cosas compartidas, trasmitidas, que trascienden, y que tal vez, un día le cambian la vida, o el día, a una persona.
Rosario de Saladillo es una muestra viva de nuestro impacto. Hoy puedo afirmarlo, y no dudar en seguir creyendo en estas causas, en lo que hacemos como organización y como voluntarios, cada día que desde nuestro lugar tomamos la decisión de no ser indiferentes y nos animamos a salir a recorrer kilómetros para dictar un taller, a dejar nuestras obligaciones para ir al barrio, para compartir un aula taller o una capacitación, y participar de otros tantos espacios que se nos presentan en esta gran red de humanidad.
Vuelvo a casa con una sonrisa, y ansioso por recorrer muchos kilómetros más.

Los canales de televisión abierta y de televisión por cable son los primeros en confirmar que  transmitirán la segunda gran etapa del Ciclo Argentina Debate 2015, el debate presidencial que la institución organizará el domingo 15 de noviembre a las 21 horas en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, poniendo a disposición la señal abierta y gratuita para TV, radio, e Internet de todo el país y de la región. EL debate se transmitirá en vivo también por YouTube.

(Buenos Aires, 26 de octubre de 2015)-. Argentina Debate convocó hoy a Daniel Scioli, candidato presidencial por el Frente para la Victoria, y a Mauricio Macri, candidato presidencial por Cambiemos, a protagonizar un debate presidencial que tendrá lugar, el próximo domingo 15 de noviembre a las 21 horas en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

En las próximas semanas, Argentina Debate validará las reglas, basadas en el manual del primer debate presidencial, con los equipos de campaña.

“Convocamos a los dos candidatos y a sus equipos a reunirnos para definir la fecha y las reglas del debate, previo al primer balotaje de nuestra historia”, indicó Hernán Charosky, coordinador general de Argentina Debate.

Asimismo, Charosky afirmó que el encuentro será transmitido por streaming en YouTube.

Por otro lado, Facebook y Twitter cumplirán un rol central en la difusión del evento. La señal es abierta y gratuita para todos los medios que quieran transmitirlo por televisión, radio, o Internet de nuestro país y de la región.

“Es fundamental seguir trabajando para promover en nuestro país la cultura del debate”, indicó José Octavio Bordón, miembro del Comité Estratégico de Argentina Debate.

 

Acerca de Argentina Debate

Argentina Debate es una iniciativa plural, multisectorial y no partidaria que busca promover un debate presidencial sobre las prioridades de desarrollo de nuestro país. Integran la iniciativa líderes sociales, referentes de la vida pública argentina, líderes del sector privado y organizaciones de la sociedad civil. Integran el Comité Estratégico de Argentina Debate Alberto Abad, León Carlos Arslanian, Juan Pablo Bagó, Diego A. Blasco, José Octavio Bordón, Federico Braun, Nicolás Braun, Gabriel Castelli, Gustavo D’Alessandro, Gerardo della Paolera, Graciela Fernández Meijide, Marcos Galperín, Santiago Lacase, Eduardo Levy Yeyati, Juan Llach, Carlos March, Laura Muchnik, Agustín Otero Monsegur, Andrés Rodríguez, Adalberto Rodríguez Giavarini, Karina Román y Fernando Straface.

Adhieren: Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Universidad Tres de Febrero (UNTREF), Universidad Nacional de Cuyo, Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), Universidad Favaloro, Universidad de San Andrés, Universidad Austral. 101 SOLUCIONES, AACREA, AAPRESID, ABA, ACIJ, ADC, ACDE, ADEPA, AEA, AMCHAM, ANAP, Asociación de Abogados de Buenos Aires, CIAS, CIPPEC, CIRA, Club Político, HABITAR, Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, Asociación Conciencia, Confederación de la Sociedad Civil, Diálogo Ciudadano, Foro de Convergencia Empresarial, FARN, Fundación Directorio Legislativo, Fundación Led, Fundación Metropolitana, Fundación Vida Silvestre Argentina, Grupo Art. 24 por la Eduación Inclusiva, Grupo Compromiso con el Financiamiento Educativo, IDEMOE, Instituto del Diálogo Interreligioso, Info Ciudadana, Junior Achievement, Nutricion 10 Hambre Cero, OAJNU, Poder Ciudadano, Proyecto Educar 2050, Semana de la Educación, TECHO, YMCA

 

www.argentinadebate.org | T: @argdebate | F: Argentina Debate

 

Contacto para la prensa

Gastón Sandler

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Celular: +5411 53883192

A continuación presentamos el testimonio de Rocío Minguillon, una participante del Debate Joven, un proyecto llevado a cabo durante Mayo y Junio. Las siguientes palabras forman parte de la campaña #QuéEstamosEsperando, lema designado por los mismos participantes.
Si me preguntan qué significó para mí el #DebateJoven, organizado por OAJNU recientemente, se me viene a la cabeza una nueva experiencia, de tantas llevadas a cabo por esta organización que te ayudan a crecer. Si, a crecer en todos los sentidos, como persona que se compromete con algo, como ciudadano que busca un mundo más justo y como joven que se anima a cosas diferentes.
Es una instancia, así como también un proceso, de abrir los ojos, de ver la realidad tal cual es y enfrentarse con eso que te llama a actuar.
Muchos podrían no encontrarle sentido al hecho de simplemente sentarse y hablar sobre una temática, pero basta con mirar un poquito más profundo para darse cuenta que desde el momento en que un grupo de jóvenes muestra interés en las problemáticas que los rodean, algo importante comienza a pasar.
Y justamente de eso se trató, de ver a mis compañeros involucrarse a la hora de dar su opinión frente a un tema, dejando de pensar en una nota y haciéndolo solo por interés. Esto demuestra que no somos una juventud vaga que no se compromete con nada o que se preocupa por cosas “no tan importantes”, sino un grupo que también forma parte de algo más grande. Y eso, sumado a verlo también en chicos que venían de otras escuelas, es lo que me moviliza.
Y ¿quiénes hacen posible este tipo de actividades? Adultos que colaboran, profes que acompañan, entre muchos otros. Pero más que nada jóvenes, jóvenes que gastan, o mejor dicho, que invierten y regalan su tiempo a otros como ellos sin esperar nada a cambio. Por lo cual hay algo que también forma parte de lo que este debate te permite llevarte: gratitud.
Es entonces una experiencia movilizadora, que a pesar de que no haya sido la única vivida, te llena de ganas, de ganas de seguir, de ganas de cambiar. Y, especialmente, de ganas de demostrarle al mundo que puede ser mejor y que hay situaciones que podemos cambiar; y para mí, así se empieza, con ganas, con convicción, con encuentro, con pluralidad de ideas, con esto tan grande y casi inexplicable que te deja un debate como el de OAJNU.

 

Por Juan Cruz Ojeda, participante del Modelo de Naciones Unidas y Aulas Taller.
Es un día de semana cualquiera, son las 10 pm. Tenés 16 años y estas cenando con tu papá, tu mamá, tu hermana y hermano menor. Nada fuera de lo común, hasta que de repente te das cuenta que de lo único que se habla son trivialidades. Es un sólo instante en que te despierta una necesidad de información real. Una necesidad nacida del asco y repulsión que representan los shows mediáticos, las peleas de farándula y las demás distracciones diarias que todo el tiempo aturde la mente del joven.
Lo sé, no fue así para todos. Pero así es como mi camino hacia OAJNU comenzó. Insatisfecho o, mejor dicho, totalmente asqueado de la caja boba, los manejos de información y las luces bonitas que no dicen nada, empecé a buscar algo o alguien que me ayudara a llenar este vacío mental que sentía. En un principio consulté a profesores, luego a compañeros. A los primeros les entretuvo la idea de un adolescente buscando pensar pero les duró poco. 95 % de mis compañeros no podían despegar su cerebro de lo que había dicho Marcelo Tinelli el día anterior o de qué minifalda se ponían el Sábado; pero hubo un amigo entre 40 que no pertenecía a la masa. Uno que incentivó mi hambre de actualidad financiera global, realidades políticas mundiales y demás.
Con él encontramos OAJNU. Compañeros más grandes estaban participando y decidimos entrar. Ese fue un punto y aparte. Un momento que definió para mí el entendimiento de la política, el compartir con pares un interés tan particular (aunque no debería tomarse de ese modo pero así es, guste o no, la sociedad hoy en día) y el activismo juvenil. No sólo me instruí en conocimiento, sino también en espíritu ya que una vez terminado el modelo en sí, tuve la oportunidad de continuar la experiencia en proyectos de ayuda comunitaria. Estas actividades me mostraron el peso que uno puede tener y ejercer en el entorno, particularmente en la sociedad circundante.
Da bronca ver tantas oportunidades tiradas, tantas mentes lavadas, infértiles, de pensamiento cuadrado, definido por alguien más. El joven de hoy tiene un poder increíble. Ya estamos muy delante de lo que fueron los prejuicios de presunta inutilidad por tener una edad corta. Pero el problema real ahora es la vulgaridad colectiva. La muerte cerebral en general. La falta total de pensamiento crítico, de curiosidad. Por eso OAJNU fue para mí un gran salvavidas. Esta organización me mostró que no estaba solo, que no era un rarito por mis intereses, que mi pasión tenia partidarios. Me alegra haber participado, no dudaría en volverlo a hacer y por sobre todas las cosas, no puedo parar de recomendarlo con la esperanza de que este gran salvavidas recoja otra mente aturdida por los medios.